Cuando salir del armario no es solo para homosexuales

Tenemos una manera de comportarnos fuera de casa y otra dentro totalmente diferente. En nuestro hogar estamos más relajados y con nuestros compañeros de piso, pareja, familia, hijos hay suficiente confianza para ser uno mismo, pero el armario es una estancia aún más privada donde tenemos guardadas cosas que a veces ni nos acordamos que tenemos. Es más, como los demás que viven con nosotros no pueden saber exactamente lo que hay aún estamos más relajados.
La gran mayoría utiliza un 30% del armario, el otro 70% es una mezcla de ropa vieja, que no nos pondremos nunca, lo que ya no somos, y siempre hay una pequeña parte que guardamos con mucho cariño que nunca nos atrevemos  a llevar. Para mujer: Un vestido, una falda, un escote, unos tacones… Para un hombre: Unos pantalones de cuadros, una camisa, una cazadora de cuero, alguna prenda loca….
Seguro que la mayoría podría decirme que tiene algún aspecto oculto. Pues cada una de éstos objetos son una historia, un anhelo de vivir desde ese lugar. Se abren puertas al prestarles la atención que se merecen. ¿Qué representa para mí?¿ Que me mueve? ¿Que barrera pongo para no usarla? ¿Qué aspecto de mi vida se muere de ganas de salir del armario y no le permito?

Es el momento de ver la vida con otra mirada y utilizar lo que es más externo para aprender que está diciendo de nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s