Tomar decisiones

La falta de tomar decisiones es lo que nos crea más confusión en la vida. Cuando estamos entre varias opciones consume mucha energía pero también se filtra mucha distorsión que aún se hace más difícil decidirse. Se entra en un circulo vicioso en que lo único que puede ayudar a salir es la propia decisión.

Ésto pasa cuando nos entran varias opciones: escoger entre que color comprarme el abrigo, que ropa desechar del armario, o que chic@ escoger como pareja, o que trabajo es el mejor, o estudios, etc….

Pero también hay otras decisiones más sutiles y más difícil de reconocer de que puede haber más opciones; como el modo en que tomarse una experiencia determinada.

Funcionamos con el automático de creencias cuando nos pasa cualquier situación. Interpretamos lo que nos pasa utilizando la memoria asociativa: esto que me ha pasado es parecido a…..( mi experiencia tal o lo que vivió mi amig@, padre o madre…) Por tanto el resultado es el mismo.

La fórmula es: Una experiencia  que la interpretación ha creado una creencia, basada en otras creencias del pasado, hace que cualquier vivencia nueva parecida a la anterior genera el mismo juicio, por tanto la misma creencia, y así repetidamente entramos en una rueda marcada por el mismo patrón en la que todo es igual a lo anterior. Estamos con el automático puesto y querer salir de éste es la DECISIÓN más importante de nuestra vida.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s