RE-poner, RE-novar, RE-inventar.

 

Empieza el año y la oportunidad, gracias a las RE-bajas, de RE-poner, RE-novar, RE-inventar. Cuidadín con des-madrar, des-pilfarrar  y des-mesurar.

Estos días es muy fácil encontrar buenos consejos para aprovechar al máximo las rebajas y no caer en el comprar porque es barato, aunque sea una prenda que nunca te vas a poner. Pero también es una buena oportunidad para comprar aquello un poco diferente, de calidad que puede dar un toque  a nuestra manera de vestir diaria: un buen abrigo con  “print animal”, un vestido con un corte especial, un bolso con una forma diferente a la habitual, unos pantalones de un color más atrevido. Acostumbramos a comprar, tanto hombres como mujeres, prendas básicas, que duren en el tiempo y fáciles de combinar entre sí, lo que hace que nuestro estilo sea monótono y más aburrido, por eso ésta época es ideal para introducir un punto diferente.

 

Aquí en Menorca es cierto que no hay tanta oferta como en la península, pero también es cierto que lo que nos ofrecen muchos establecimientos locales no nos lo acabamos y que hay mucha tiendecita que son muy buenos profesionales y que saben muy bien escoger las mejores colecciones. Os invito a que os hagáis una reflexión: En la península hay mucha variedad,  pero acostumbramos a ir a comprar a centros comerciales donde hay las mismas tiendas en casi todo el mundo, las mismas prendas  confeccionadas  cientos de miles de unidades  en países subdesarrollados y nos hacen creer que vamos diferentes. La compra  en el establecimiento de Menorca queda en Menorca y las ganancias que tienen los comerciantes y los empleados los gastan en la isla. Mucha gente se queja de que la economía está muy mal, que no hay dinero, pero el poco que tiene lo da fuera y luego quiere encontrar trabajo, con un buen sueldo. Queremos pagar poco por todo, pero ganar mucho.

Parece que la moda, la imagen no tiene nada que ver con la economía, pero el textil es una industria que mueve millones. Cuando pagamos por una pieza de ropa nos estamos implicando  hacia nosotros mismos para vernos bien, por comodidad incluso para hacer un cambio personal. Al mismo tiempo cuando pagamos esa prenda nos estamos implicando en cómo se mueve una parte de la economía.

Con esta reflexión no estoy diciendo que solo se compre al pequeño establecimiento y que se rechace todo lo que son las grandes marcas, si no que se tengan en cuenta las dos opciones porque así nos va a enriquecer nuestra imagen, por la gran variedad que podemos disponer, y  la economía de nuestro entorno más cercano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s